Protohistoria y época antigua

  • Protohistoria y época antigua

Ante la inexistencia de una serie de excavaciones sistemáticas en nuestro término municipal, son escasas las referencias sobre estos momentos tan remotos. El cerro del Castillo se constituye en el principal enclave poblacional de la zona, donde se fueron superponiendo diversos poblamientos. En él aparecen numerosos restos cerámicos adscribibles al tránsito a la Protohistoria en las laderas suroeste y norte, distinguiéndose con claridad dos fases: bronce final precolonial y período orientalizante u horizonte tartésico (éste último desde comienzos del siglo VII a.C. hasta finales del VI o inicios de V a.C.). A juicio de Alberto León, de quien extraemos la información referida, ”el Cerro del Castillo queda definido como un yacimiento de primer orden; es decir, sería uno de los grandes centros a partir de los cuales se organizaría la red de poblamiento de la zona”.

También en el Castillo se han hallado numerosos restos arqueológicos de época ibérica, lo que hace pensar en la existencia de un “oppidum” o centro urbano amurallado y en la posibilidad de que se constituyera como centro de poder e importante núcleo de población.

Ya en época romana tenemos noticias de la existencia de Ipagrum, situada en el territorio de la actual Aguilar de la Frontera, aunque se desconoce su lugar exacto. Aparece mencionada en el “Itinerario de Antonino” (siglo III d.C.) y en el denominado “Anónimo de Rávena” en la vía de Corduba (Córdoba) a Anticaria (Antequera). Algunos testimonios epigráficos también nos permiten establecer la existencia de un “ordo ipagrensis” lo que nos aporta un síntoma evidente de una organización social y administrativa adoptada y asimilada de la romana. Sin embargo, en ningún documento se le califica como municipio, aunque algunos epígrafes alusivos al senado y decuriones de la ciudad parecen confirmar su estatuto municipal.

A partir de entonces se desarrollaría económicamente, dentro de un marco agrícola y comercial, y políticamente con la aparición de personajes importantes que desempeñaron cargos políticos y a los que el Senado ofreció honores en algunas ocasiones.